Pinzas para Pezones BDSM

Pinzas Para Pezones

Estos son dispositivos que permiten mantener la presión deseada durante todo el tiempo sobre nuestros pezones, mientras las manos y la boca quedan libres para otros placeres.

Antes de colocar las pinzas es recomendable estimular primero los pezones para que estén duros y listos para recibir la presión que ejercerán sobre ellos las pinzas ¿Cómo? Pues podemos estimularlos pellizcándolos con nuestros dedos, mordisqueándolos o bien, podemos pasar un cubito de hielo alrededor.

Estas pinzas son altamente recomendadas ya que te permiten regular intensidad la presión que ejerces sobre tus pezones, podrás ir jugando con ellas y aumentando la presión de manera gradual a medida que aumenta tu excitación.

No recomendamos el uso prolongado y aconsejamos un máximo de 10 – 15 minutos, una vez pasado este tiempo retíralas, descansa unos minutos y posteriormente las puedes volver a colocar.

Con las pinzas colocadas puedes experimentar diferente sensaciones,  pasa la lengua haciendo “el remolino” o juega maliciosamente con una pluma sobre los pezones.

Estas incluyen una cadena cuya función es ejercer aún más presión sobre los pezones, haciendo la sensación mucho más intensa. Tambiñen puedes experimentar uniéndolas a un collar de cuello, esposas de tobillo…puedes sujetar la cadenita de las pinzas al picaporte de una puerta o a unas esposas de muñeca…usa tu maliciosa y juguetona imaginación.

 

Juguete erótico muy útil para BDSM

También te recomendamos la aplicación de vibración sobre los pezones cuando estos están prisioneros en las pinzas.

Aunque no lo parezca a primera instancia, las pinzas para pezones son un accesorio muy versátil al momento de llevar emoción a la relación sexual. Deja volar tu imaginación y aprovecha todo lo que estas pinzas pueden ofrecerte.